Análisis de R.C. Grand Prix
SISTEMA MAESTRO

Análisis de R.C. Grand Prix

rc grand prix screenshot

R.C. Grand Prix fue el primer juego que tuve en mi Master System 2, me lo regalaron junto a la consola allá por el año 1992. Me refiero, claro, a juego físico, puesto que la máquina también llevaba el Alex Kidd in Miracle World en la memoria interna.

El juego es un arcade de carreras de coches teledirigidos, un juguete muy de moda en los años 80 y 90. Utiliza una perspectiva aérea que pretende tener cierta perspectiva y un scroll multidireccional que te sigue todo el rato a través del circuito.

Controlamos el coche con la cruceta de dirección y un único botón para acelerar, si lo soltamos el coche se detiene, con lo que no necesitamos un botón de freno. Al principio cuesta hacerse con el control de los giros, pero cuando llevamos un rato jugando le cogemos el tacto y se juega muy bien.

rc grand prix screenshot

Al empezar la partida, nos permite elegir el número de jugadores entre 1 y 4, aunque no permite competir entre ellos, si no que se compite por turnos. También podemos poner nuestro nombre al coche. Las carreras consisten en dar vueltas a los circuitos con un límite de tiempo, y para seguir adelante en el campeonato, debemos llegar al menos en tercer puesto.

Los 10 circuitos que componen el juego se encuentran todos en el mismo mapa, y algunos se cruzan entre ellos, provocando que debamos estar atentos para no seguir un camino equivocado en los cruces. En algunos circuitos, podemos chocar con los otros coches si pasamos ambos en el mismo momento en direcciones opuestas, lo que se hace muy divertido.

rc grand prix screenshot

Cuando nos acercamos a la parte más al norte del mapa, vemos de fondo representados niños con sus mandos de radiofrecuencia, dando un toque de ambientación a la carrera, aunque al no ser animados pues parecen más vallas publicitarias que personas reales. Los coches también se representan bien en estático, pero andan cortos de animaciones, y los circuitos son todos iguales en cuanto a decorado, hubiera estado bien un poco más de variedad en este aspecto.

Durante las carreras, el sonido se limita a los efectos, consistentes en el sonido nuestro coche, que varía ligeramente en función de la velocidad, un pitido que nos avisa de las curvas, y un contador de vueltas cuando pasamos por la meta. Los efectos de sonido son mediocres, pero al menos aportan funcionalidad. La música de los menús es animada y encaja bastante bien, aunque sin llegar a destacar. Lo mejor, en este apartado, es la canción de la pantalla de título, un temazo que podéis escuchar desde el canal de youtube de Sistema Maestro:

Al terminar las carreras podremos acceder a una tienda para mejorar los componentes de nuestro coche. El señor del mostrador, aunque hace cara de pocos amigos, nos venderá lo que queramos. Hay 5 tipos de elementos que podemos comprar, y cada tipo de elemento afecta a una característica clave del coche: motor (velocidad), baterías (velocidad), engranajes (aceleración), suspensión (giros), y neumáticos (agarre). Los componentes, a su vez, tienen 3 calidades cada uno, en función de su precio.

rc grand prix screenshot

El sistema de mejoras tiene un toque estratégico, ya que, por ejemplo, si mejoras tu motor, en la siguiente carrera serás más veloz que los otros coches, pero al cabo de 2 carreras las cosas ya se han igualado, por lo que hay que desarrollar una estrategia para saber en qué orden comprar los componentes. Por supuesto, si queremos acabar el juego en primer lugar, deberemos tener nuestro coche mejorado al máximo con todos los componentes de calidad "ultra" al llegar a la última carrera.

Un juego que recomiendo si os gustan los juegos de carreras, muy divertido de jugar, y que requiere un poco de técnica y estrategia si lo que quieres es ser el campeón de este Gran Premio de coches teledirigidos.

JUGABILIDAD
GRÁFICOS
SONIDO
HISTORIA
TOTAL